1 de noviembre de 2015

La leyenda de las bolas de fuego


¡Hola chicos! El día de hoy y mañana les traeré una leyenda y una calaverita mexicana, ¡pero no sólo yo! Varios de mis amigos nos hemos unido para que ustedes puedan disfrutar de muchas leyendas, muchas calaveritas literarias y muchas cosas relacionadas con el miedo, Halloween y el Día de Muertos.

Así que estén al pendiente y sigan el link al final para descubrir más de estas escalofriantes y ancestrales leyendas... ¡Y feliz Día de Muertos!


Desde que llegué a vivir a la ciudad de Toluca, en el Estado de México, he escuchado leyendas sobre las brujas. A veces dicen que se ven a lo lejos como enormes bolas de fuego que "bailan" sobre los cerros; otras, dicen que se quitan los brazos y piernas y los esconden en una bolsa, tras lo cual se convierten en guajolotes plateados o negros y que se alimentan de la sangre de bebés y niños pequeños.

Pero entre todas estas historias, hoy les quiero contar esta leyenda de San Luis Mextepec, una comunidad ubicada a sólo unos minutos de la ciudad de Toluca, perteneciente al municipio de Zinacantepec. Además de los mariscos, esta población se ha llenado de fama por estos seres maléficos y voladores que han provocado temor de poblaciones vecinas.

Esta leyenda la he tomado de una publicación del Sol de Toluca; se las dejo a continuación:

Cada vez que pasábamos cerca del cerro de San Luis Mextepec, mis papás me decían: "Mira hijo, ahí bailan las brujas en la noche, después salen y se van a buscar recién nacidos para chuparlos, así han muerto muchos niños".

Por las noches, antes de dormir, observaba el cerro desde mi casa y en algunas ocasiones se dejaban ver bolas de fuego. Pese a ello, me negaba a creer estas historias, hasta que en una ocasión ocurrió algo realmente terrorífico.

A unos metros de mi casa, un matrimonio tuvo su primer bebé. Acompañé a mi mamá a ver al niño recién nacido, pues la vecina era muy allegada a la familia.

- Ay, vecina, qué bonito está su niño -decía mi madre.

- Sí, nos va alegrar el hogar, aunque me preocupa que mi esposo trabaje en la noche -dijo.

- ¿Y porqué? -preguntó mi mamá.

- No creo mucho, pero dicen que las brujas buscan a los niños recién nacidos. Ya me recomendaron colocar unas tijeras en la almohada o un espejo, y poner en la puerta varas de espinas por si acaso llegase a querer entrar la bruja. Pero no sé si hacerlo...

- Pues como usted vea -le respondió mi mamá, sin saber muy bien qué aconsejarle.

Al día siguiente de esa plática, mi mamá se encontró en la calle a la señora con el niño en brazos y estuvieron hablando de varios temas, hasta que de pronto le contó:

- Anoche no dormí nada. Fíjese que escuché unos ruidos extraños en la azotea, como que las tejas se movieron y sonaba como que algo volaba. Abracé a mi pequeño y entonces empezaron a arañar la ventana. No pude ni pegar el ojo. 

- ¿Y ya puso las tijeras en la cuna? -le preguntó mi mamá.

Pero la vecina todavía no confiaba en esas supersticiones y no sabía qué hacer. 

Pasaron varios días y no volvimos a saber de la vecina, hasta que días más tarde, en la madrugada, escuchamos unos gritos horribles.

- ¡Mi hijo, mi hijo! -exclamaba desesperada mi vecina-. ¡Lo mató la bruja! ¡Me lo mató la bruja! -decía llorando.

Salieron mis padres y corrieron a la casa de mi vecina para ver qué pasaba. Sólo escuché que dijo:

- Entró por la ventana, era una mujer horrible. Al verla, me quedé pasmada, no me podía mover. Sólo vi cómo tomó a mi hijo de mis brazos y lo chupó. Yo no me pude mover. Después lo dejó en mi cama y salió volando. Su rostro era aterrador. Todavía salí y la vi parada en mi techo, le aventé una raja de madera, pero no le hizo nada.

Al regresar mis padres a la casa, comentaron:

- Pobre vecina, su primer hijo y murió de esta forma. Malditas brujas. Y esas vienen de San Luis Mextepec.

Al día siguiente, sepultaron al pequeño. Antes de que fuera enterrado, sus padres pidieron por el descanso del niño, pero también maldijeron a la bruja responsable de la tragedia.

4 comentarios:

  1. Yo de verdad no soy muy creyente de estas cosas porque pues soy muy práctico, ver para creer. Pero una vez, en una zona muy bonita de mi ciudad en donde el cielo está libre de contaminación, pues fui con varios amigos a hacer una lunada y en la mitad de la noche vimos bolas de fuego o luz que se movían uy rápido en el cielo, fue raro.

    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, la verdad es que por más lógica que se quiera usar, a veces hay cosas sin explicación y pues sólo nos queda imaginar :/

      Eliminar
  2. Lo de las tijeras aqui si lo hacen, se dice que aun hay brujos que se transforman en animales y que deben alimentarse de niños para poder seguir vivos, ademas usan los sombreros, la ropa alreves y los machetes en cruz para alejar estas cosas, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, eso está super interesante. Acá también se usa mucho lo de las tijeras y las pulseras o hilos rojos. Un abrazo!!!

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D