5 de mayo de 2017

Reseña de Relájate en pocos minutos, de Florence Vertanessian



Título original: Relájate en pocos minutos
Autor: Florence Vertanessian
Saga/Comp.: no
Género: meditación, autoayuda
Edad: 15 años en adelante
Editorial: Urano
(¡Muchas gracias por el ejemplar!)
Año de publicación: 2016

Hacer una pausa, recuperar nuestra capacidad para relajarnos, cuidar de nosotros, permanecer zen... ¡un gran desafío vital en estos tiempos convulsos!

La buena noticia es que existen mil maneras de calmar el cuerpo y la mente. Los masajes, los mudras, las respiraciones, las visualizaciones, la relajación.... nos hacen la vida más fácil. Todas las técnicas presentadas en este libro han demostrado su eficacia: surgidas de distintas tradiciones, practicarlas es una delicia. Sobre todo, nos permiten disfrutar de los beneficios de una relajación profunda del cuerpo, detener los pensamientos atropellados, liberar las tensiones y sumergir la mente en un océano de serenidad.

En este programa de 12 días encontrarás test, trucos, consejos, ejercicios sencillos y eficaces que te acompañarán a lo largo del día para permanecer zen en todo momento y en cualquier lugar.

Mi opinión:
¡Hola chicos! Esta reseña tendría que haber salido el martes, como bien saben, pero tuve unos contratiempos, así que me atrasé. ¿Pero saben? Gracias a este pequeño libro estoy aprendiendo a no estresarme con ese tipo de situaciones. Y cuando digo que es pequeño, ¡es en serio! No sólo tiene poco más de 100 páginas, su tamaño es de unos 15 cm de altura por unos 10 cm de largo, ¡es ideal para traerlo en el bolso!

En esta guía descubrimos un montón de técnicas que pueden ayudar a relajarnos y llevar de mejor manera el día a día. Yo lo sé, ustedes lo saben: el mundo está cada vez más loco y acelerado. Y en este ir y venir de la vida, muchas veces olvidamos detenernos un momento, respirar, tomar fuerzas, relajarnos... De eso se trata este libro: aprender a darnos un respiro antes de explotar, enfermarnos, enojarnos, etc.

El libro está dividido en 12 días, aunque bien pueden leer todo de jalón y ya luego ir aplicando las técnicas que mejor les sirvan. Lo que me gustó de estos temas es que hay de todo un poco: desde posturas de yoga para relajar el cuerpo o cómo aprender a respirar en situaciones de estrés, hasta la importancia de tomar agua, darnos un baño a conciencia y aprender a observarnos para así detectar cómo estamos reaccionando ante el mundo, sus dificultades y sus estímulos.

Otra cosa que me gustó es que viene con un par de tests, así como hojas donde puedes ir haciendo anotaciones. También trae muchísimos tips y consejos sobre cómo ejecutar los ejercicios o cómo puedes profundizar aún más en las prácticas. Y trae dos tipos de actividades o propuestas: unas "exprés" (ideales para usarse en momentos imprevistos para que puedas relajarte rápidamente), y otras que son más como actitudes que puedes aprender a tomar a mediano y largo plazo para mejorar tu calidad de vida.

En cuestiones técnicas, es un libro de formato pequeño, de hojas gruesas y coloridas, con ilustraciones muy padres y un diseño súper agradable y cómodo, por lo que se presta para traerlo contigo en todo momento y poderlo consultar cuando así lo necesites pues, al final de cuentas, nunca sabemos cuándo tendremos que enfrentarnos con una situación que nos saque de balance.

La calificación final es más un 4.5, pues sentí que pudo contener más información en algunos puntos, ahondar en ciertos temas, y encontré unos errorcillos de traducción, pero la verdad es que este pequeño libro es una gran guía, ¡se los recomiendo!

Calificación que le doy:


7 comentarios:

  1. Holaaa
    No conocía el libro pero me lo apunto a la de ya, me va a venir muy pero que muy bien, con lo estresable que soy yo jajaja
    ¡Un abrazo y gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Se ve muy interesante ese libro, espero darle pronto una oportunidad

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. Holis!
    Sinceramente no soy de libros de autoayuda, me fastidia un poco que alguien te diga que hacer (ya sé, la ironía en esta frase, porque es a lo que me dedico), pero, si logro conseguirlo creo que no estaría nada mal.
    Un beso nena!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D