4 de diciembre de 2018

Reseña de La caza de la ballena azul, de Teresa Piazza



Título original: La caza de la ballena azul. 
El juego suicida.
Autor: Teresa Piazza
Saga/Comp.: no
Género: ficción
Edad: 18 años en adelante
Editorial: Narratio
Año de publicación: 2018
(¡muchas gracias por el ejemplar!)

Muchos adolescentes a nivel mundial se han enganchado en el reto "La ballena azul". Los desafíos que plantea este juego virtual se basan en una cadena de violencia física y emocional que gratifica con un apasionante sentido de transgresión. Los participantes no son en su mayoría hijos maltratados que no saben discernir el bien del mal, sino jóvenes que han perdido el sentido de la vida ante un porvenir sin motivaciones.

Mi opinión: 
¡Hola chicos! ¿Cómo han estado? Espero que con unos días más tranquilos que los míos, jeje. Como algunos saben, he tenido una temporada algo ajetreada y por lo mismo casi no he podido leer, motivo por el cual casi no he subido reseñas. ¡Pero al fin les puedo traer una!

En esta ocasión se trata de una "novela" corta titulada La caza de la ballena azul. El juego suicida. ¿Y de qué va? No sé si recuerden que hace como un año o dos se supo en redes de un juego entre los adolescentes que estaba causando revuelo llamado "La ballena azul". En él, los chicos tenían que "superar" una serie de retos durante 50 días, siendo el último de los retos el suicidarse. Sip, así como lo oyen: un juego que al final te iba a costar la vida.

Muchos entraron al juego sin saberlo, otros tantos se engancharon en el camino, hubo quienes incluso creyeron que no tendrían que hacerlo..., pero la cuestión es que en este juego eres supervisado todo el tiempo, y fue esa presión social (junto con otra serie de factores) lo que llevó a una ola de suicidios en diversos países como Rusia, Estados Unidos e incluso México.

La autora ha querido recuperar este problema y analizarlo a través de esta obra, donde nos cuenta la historia de una chica que un día decide unirse al juego y lo que va sucediendo a lo largo del mismo. Los retos, la presión, el dolor, las dudas... todo converge a lo largo de pocas más de cien páginas, hasta que al final la protagonista tendrá que enfrentarse al mayor de los retos: suicidarse o vivir.

No obstante, si bien la trama es interesante, tuve algunos problemas para conectar con este libro porque no sé de entrada qué es lo que buscaba la autora: ¿una novela? ¿un ensayo? ¿una reflexión? Hay una mezcla de géneros que no termina de cuajar, voces que no terminan de definirse, personajes que se contradicen... 

Empezamos, por ejemplo, con la indicación de que el libro será narrado por una presencia dentro de la misma Paula (nuestra protagonista), casi como si un sentimiento o una parte de ella pudiera contarnos lo que sucede. Pero a la vez queda la duda de si quien narra es esa parte de ella o si es más bien "Sanador", el supervisor de nuestra protagonista y quien se encargará de ponerle los retos y asegurarse de que los cumpla.

Luego, durante los capítulos tenemos esa voz extraña que habla mezclada con la verdadera voz de Sanador (quien siempre se comunica a través de la computadora) y más tarde con los pensamientos de Paula. Pero conforme entran personajes en la historia, sus voces también se van sumando, de manera que de pronto el lector no sabe si está leyendo a la niña o a la madre, al novio o a la voz reflexiva. Cambiamos de tiempos verbales y de escenarios en tan solo unas líneas, haciendo que el libro trace un zigzag que se vuelve cansino y hasta un tanto confuso.

Por otro lado, a pesar de que tenemos todas estas voces, no parece haber realmente algo que las diferencie. Podemos abrir el libro en cualquier parte y comenzar a leer y no se notará si es Paula o la voz reflexiva o el novio, el amigo o la madre... porque todos suenan exactamente igual. La madre, sumida en su depresión, suena igual que su hija; su hija, al momento de pensar, suena igual que un adulto. Y es que, si bien se supone que tenemos múltiples personajes adolescentes, sus pensamientos y frases muchas veces son más propias de alguien de cuarenta que de alguien de su edad.

Otro punto que me pareció contradictorio son las reflexiones, que a veces venían de la voz, otras de Paula y otras tantas no estoy segura. Y durante estas series de pensamientos vemos que se nos plantea una idea para luego decirnos que siempre no. Por ejemplo, se nos dice que la niña es por primera vez feliz, que quiere sonreír, para luego decirnos que ojalá todos se mueran, que está llena de odio, que está harta de todo... Y, si bien puede intuir que la autora intentaba mostrarnos la inestabilidad del personaje, esto no queda del todo claro. Los personajes son tan tremendamente planos que uno no termina de comprarles sus sentimientos y emociones, como si todos estos rebotaran una y otra vez frente a lo que se nos quiere hacer creer.

Así que, entre que no es una novela ni un ensayo ni una reflexión, sino una especie de todo y nada a la vez, sinceramente no sé qué decirles sobre este libro. No sé si recomendarlo o no. Por un lado me pareció valioso y creo que fue un buen intento de hacer una reflexión sobre diversos temas importantes en la actualidad para los jóvenes, pero por el otro no estoy segura de que sea un libro que los vaya a enganchar, que los haga querer conocer la historia de esta chica fuera del morbo por saber si se va a suicidar o no. Hay mucha información, mucha teoría, datos por doquier... sabemos que la autora hizo su investigación a fondo, ¿pero debería aparecer esto así si se trata de una novela? ¿Debería haber concluido de esa forma si se nos quiere manejar una narrativa y no un ensayo?

Tampoco me gustó el manejo de los tiempos y de los mismos retos. De pronto sentía la narración lenta y de pronto brincábamos de forma acelerada, se nos presentaban personajes a diestra y siniestra (mismos que no volvían a aparecer o que tenían un papel demasiado improvisado, dejando grandes agujeros en la trama), para luego caer otra vez en reflexiones y divagaciones que parecían más un relleno que un intento por exponer el tema.

En conclusión, creo que como ejercicio literario pudo ser una experiencia interesante, pero creo que como libro aún hay mucho por pulir. No es mala la propuesta; por el contrario, resulta interesante. Ojalá la autora decida trabajarla un poco más y decidirse por un género para abarcar este tema y atrapar a sus lectores de inicio a fin.

Calificación que le doy:

1 comentario:

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D