2 de noviembre de 2013

Vampiros S.A., de John Steakley


Título original: Vampire$
Autor: John Steakley
Saga/Comp.: no
Género: terror, pulp
Edad: 15 en adelante
Editorial: Plaza & Janes Editores S.A.
Año de publicación: 1991

Los vampiros se van extendiendo como plaga por el mundo. Afortunadamente, el Vaticano tiene noción de ello y prepara un grupo para que los combata. Sólo los más calificados podrán entrar en la organización y, si tienen suerte, sobrevivirán en los trabajos que se les otorguen.

Jack Crow pertenece a esta organización y se dedica a cazar vampiros en los condados de Texas, Estados Unidos. Su equipo es uno de los mejores del mundo hasta que un vampiro decide acabar con toda su alineación. Es entonces cuando Jack Crow comienza una carrera contra el tiempo para averiguar qué sucede y cómo es que el vampiro sabía perfectamente quiénes eran ellos y a qué se dedicaban.

Mi opinión:
Cuando lo leí a los 14 años me fascinó, y es que normalmente la literatura de vampiros se enfoca en relatar los encuentros de cómo estos seducen a sus víctimas, les chupan la sangre, o se enfocan en romances donde al final la doncella cede y se atreve a pasar la vida eterna. Aquí no…

Si bien aparecen vampiros a cada rato, la acción se centra en sus cazadores, la forma en cómo van tras ellos, el miedo que deben esconder al momento de enfrentarse a los mismos y la vida acelerada que tienen que llevar porque saben de antemano que en cualquier momento VAN A MORIR. Y es que no son mitad vampiros, ni tienen súper poderes otorgados por radiación o son otros vampiros al servicio de la humanidad, como en las historietas o animaciones japonesas. No…

Son humanos como tú o como yo, con la única habilidad de buscar cómo sobrevivir mientras hacen su trabajo, lo cual los acerca más a nosotros volviéndolos inolvidables. Tenemos como ejemplo a Jack Crow, quien posee una astucia que lo salva en más de una ocasión y eso causa que sea admirable, pues sin él, el equipo no se siente a salvo. Y tenemos a Félix, el discípulo de Jack (que si bien son de la misma edad, Jack lo busca para enlistarlo y convertirlo en su sucesor), quien nos muestra el miedo que nos causaría ver a los vampiros (mostrados aquí como una “plaga”, al estilo de muertos vivientes que no piensan en otra cosa que chupar sangre, pero que son astutos y peligrosos) y cómo es a través de este miedo que se busca sobrevivir en momentos desesperados.

Asimismo, puede verse que para librar con las fuerzas del mal, se necesita de mucha fe pues cada uno de los personajes cree firmemente en Dios; puede verse el contraste dentro de la literatura gótica: una pugna entre el bien y el mal, donde el diablo se manifiesta a través de los vampiros y sus pasiones bajas y Dios lo contrarresta al cobijar a aquellos que cayeron en pecado por la seducción maligna de los mismos, perdonando los pecados; pero por lo mismo, el ser humano debe luchar contra ellos. De hecho, el equipo de Crow siempre está orando y confesándose para no caer ante las tentaciones o, si así fuera, morir en paz cuando el momento les llegue.

Por otro lado, muestra de forma un tanto explícita el erotismo que pueden causar los vampiros hacia las mujeres, pues no se queda solamente con la imagen romántica que tenemos de ellos, sino que va más allá, relatando las caricias fogosas y las sensaciones que estas conllevan, aunque son mostradas de un modo más siniestro, pues aquí sí hay mordidas con sangre.

Y bueno, por eso mismo muchos de los vampiros son mostrados como una plaga, bestias que deben ser eliminadas, así sean difíciles de localizar, aunque algunos de ellos no pierden el efecto romántico y seductor, lo cual puede verse reflejado en Ross, un vampiro bastante sexy que no le pide nada a los de Anne Rice, aunque, eso sí, es más desgraciado.

La forma como está escrito hace que no pares de leer. Es tan rápida la lectura que cuando menos te das cuenta ya lo terminaste, por lo tanto, es un libro ágil, ideal para un viaje largo o unas tardes mega aburridas... eso si las historias de peleas y sangre son lo tuyo y sabes que los vampiros no son románticos.

Ya para casi finalizar, diré que el título es una especie de parodia, o al menos eso leí, pues es una alusión a los millones que gasta el Vaticano para proveer de dinero y armas a los cazavampiros que manda por todo el mundo, pues es increíble la forma en cómo Crow y sus colegas no se preocupan si el restaurante en donde comen es muy caro pues el Papa se los paga, la casa en donde viven está de lujo y bueno… con esos fondos la verdad se antoja ser cazavampiro del Vaticano aunque la vida se acabe muy pronto.

Mi calificación:


3 comentarios:

  1. Ya iban haciendo falta más novelas en las que los vampiros fueran chungos de verdad y punto, los malos malísimos de la historia, como está mandado.
    Me apunto el libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada mucho que te haya gustado la reseña :)
      Y que bueno que te lo apuntas, es un libro del que no te arrepentirás ;)
      como dato personal, te digo que después que lo leí, jamás llegué a creerme que los vampiros pudieran ser buenos :D
      Saludos

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D