18 de octubre de 2016

Reseña de La corona, de Kiera Cass



Título original: The Crown
Autor: Kiera Cass
Saga/Comp.: sí (5/5 de La Selección)
Género: novela romántica
Edad: 13 años en adelante
Editorial: Roca Editorial
(¡muchas gracias por el ejemplar!)
Año de publicación: 2016

Nota: los spoilers están entre dos asteriscos (**). Para leerlos, sólo selecciona el texto con tu mouse.

En La heredera se inició una nueva era en el mundo de La Selección. Han pasado ya veinte años desde que ** America Singer** y el príncipe Maxon se enamoraron. Ahora le toca el turno a su hija Eadlyn, quien tendrá que escoger entre treinta y cinco pretendientes, y está más que convencida de que allí no encontrará el amor verdadero. Pero el corazón a veces hace de las suyas y nos sorprende, y Eadlyn se verá en una encrucijada en la que deberá tomar la decisión más difícil e importante de su vida.

Mi opinión:
He de confesar que empecé este libro con mucho miedo pues, como recordarán, no me gustó mucho el libro anterior (La heredera). En la novela pasada, Eadlyn me pareció un personaje insufrible, mimado y terriblemente odioso, y tenía unas ganas locas de darle un par de cachetadas, pero las cosas cambiaron para bien en este libro.

He de decir que estoy feliz de que Kiera Cass haya sido capaz de mostrar este cambio en el personaje, pues Eadlyn había pasado por situaciones muy duras que tenían que hacerla madurar y crecer… y lo hicieron. En La corona vemos a una protagonista más fuerte y decidida, que está dispuesta a tomar las riendas no sólo de su vida, sino de un país entero, y de ayudar a su familia a salir adelante.

En general este libro me gustó, pero siento que tuvo varios fallos. Por ejemplo, me faltó muchísima más interacción con algunos miembros de La Élite. Siento que no terminé de hacerme una imagen de algunos de los chicos, ¡y eso que eran los cinco finalistas! También se me hizo muy forzado el cómo van sucediendo “cosas” para que Eadlyn tenga que irlos descalificando, en especial con ** Kile **, se me hizo de lo más forzado y soso el asunto.

Tampoco me gustó sentir la historia cortada. Había capítulos que iniciaban de tal forma que me hacían dudar de si me había saltado una página o algo, y tenía que regresarme para ver que todo estuviera en orden. En otros, por ejemplo, el final era abrupto. Recuerdo uno donde Eadlyn está platicando con Jossie y de pronto meten una carta al final, así, sin más. Y, ok, unos párrafos antes se menciona que la princesa tuvo una idea y entiende uno como lector que dicha idea es escribir esa nota, pero es todo tan drástico que no se siente natural, o al menos eso me pareció a mí. No costaba nada agregar una línea del tipo: “Cuando Jossie se fue, Eadlyn tomó pluma y papel y escribió…”.

También siento que, aunque Eadlyn ha madurado como personaje, los personajes adultos no lo hicieron. Todo el tiempo se mantienen al margen, totalmente planos y sosos, y permiten que la chica gobierne un país completamente sola, tome decisiones muy arriesgadas e incluso mande a algunas personas al otro lado del país sin que nadie diga nada más que “¡Oh, no, por qué lo hiciste!”. Esto para mí le quita mucha fuerza al libro, pues se siente más infantil y ya no como algo que realmente podría estar pasando (que, al menos para mí, es lo importante en los libros: su justificación).

Por supuesto, la pluma de Kiera Cass nos sorprende de nuevo con su agilidad y humor, adentrándonos en estas páginas con sencillez y transportándonos a este universo sin que siquiera nos demos cuenta. Es una pena que este libro haya tratado de abarcar mucho sin lograrlo del todo, pues me habría gustado conocer más sobre la situación del país y sus habitantes (que sí se toca, pero de pasada con un capítulo un tanto confuso **que yo juraba daría paso a una revuelta al menos**).

En cuanto al final… vaya, se veía venir casi desde el inicio del libro aunque no sabía cómo iba a pasar. Pero, ya que sucedió… ¿es en serio? Quiero decir, sí, ¡qué lindo y romántico! Pero no me lo puedo comprar, lo siento. En un mundo real eso habría provocado mil revueltas, seguramente el pueblo estaría enojadísimo y el personaje traidor (cuyo nombre no revelo para no spoilear) se habría salido con la suya (que, por cierto, esa llamadita al final de “Yo gané, tú no” fue increíblemente infantil también).

Como les digo, lo disfruté pero le faltó mucho. Diríamos que está “palomero” en México, para leerse a gusto en una tarde sin preocuparse por historias o personajes complejos, pero en general, Cass me quedó debiendo y por eso le dejo un 3 al cierre de esta saga.

Serie La Selección

Calificación que le doy:


10 comentarios:

  1. Yo no quiero leerlo. Eadlyn me cayó hiper mal en el libro anterior y mi imagen de Maxon se vino al catre. Creo que me quedaré con las ganas de saber que pasa con el final porque nada mas no se me antoja volver a pasar por la historia de esa chava
    xoxoxox

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ventaja de este libro es que es mucho más rápido y ameno de leer que el anterior, ojalá sí te animes a descubrir cómo termina la historia :)

      Eliminar
  2. ¡Hola, Montse!
    Yo tengo ganas de leerlo y por fin terminar con esta saga. Ya me imaginaba que la autora transformaría al personaje en este libro, pero siento que con todo y que ya no sea la insufrible del anterior, Eadlyn va a seguir sin caerme bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí sí logró caerme bien en este libro, ya veremos cómo la sientes, jajaja. ¡Besos!

      Eliminar
  3. Hola Mont!
    Solo he leido los dos primeros, y sé que no son libros donde encontraremos respuestas para conquistar al mundo, pero me han sido pasables, y así como lo mencionas, muchos parecen terminar un poco defraudados. espero algún día terminar de juntar todos los libros y poder terminar esta saga.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  4. a mi me encantan estos libros!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Una chica, muchos libros27 de octubre de 2016, 10:10

    Aunque disfrute el libro no pude terminar de relacionarlo con ninguno de los personajes anteriores, quiero decir que America y Maxon no se comportan como los personajes queridos que ya conociamos de igual forma que la Eadlyn del libro anterior es increíblemente difernete de la de este libro. Yo se que ciertas situaciones nos pueden hacer cambiar y madurar, pero esto no se me hizo sustentable con Eady y creo que eso le resta fuerza. Tal vez si su mamá se hubiera muerto habría sido mas creíble el cambio de personalidad tan drástico de un libro al otro y asi mismo creo que pierde lógica el que un rey como Maxon deje todo su reino en manos de una adolescente por estar con su esposa. No me lo compro :'(

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D