28 de febrero de 2019

Reseña de Harriette Sánchez, de Juan Carlos Quezadas


Título original: Harriette Sánchez. 
Las aventuras mágicas de la maga mexicana.
Autor: Juan Carlos Quezadas
Saga/Comp.: no
Género: fantasía
Edad: 8 años en adelante
Editorial: Libra
Año de publicación: 2003

Por si lo dudabas... ¡el mundo está lleno de magos! ¡Y magas! En general, son muy modestos y no presumen de sus habilidades, por eso no son conocidos como los magos comerciales que se dedican a dar shows, ganando dinero indebidamente ya que la verdadera magia no se cobra.

Y entre esos brujos-magos mundiales, sobresale una adolescente mexicana Harriette, descendiente de una antigua y prestigiada familia de grandes magos y graduada en la mejor universidad mágica del mundo en Inglaterra.

Y aquí comienzan las aventuras de nuestra Harriette, que ya graduada, vive modestamente con su familia en la Colonia Buenos Aires, en la Ciudad de México.

Desde ahí, comienza a aterrorizar a los malos, a los delincuentes y a los abusivos...

Ella es Harriette, ¡nuestra maga de magos!

Mi opinión:
No quiero gastar muchas palabras en reseñar este libro, porque creo que no vale la pena. Y no vale la pena porque, un libro tan mal cuidado tanto en su forma como en su fondo, me habla de que la gente detrás de él no se preocupó realmente por su edición y, por ende, por el lector.

No sé qué esperaba de este libro como tal, ¿tal vez una historia más concisa y coherente?, pero definitivamente no con lo que me vine a encontrar. Y es que esta novela corta no termina de ser una sátira, pero tampoco es del todo una crítica a las novelas de fantasía (específicamente a Harry Potter), ni un homenaje a ellas; más bien se siente como un proyecto que quedó a medias, entre el deseo de hacer el mundo potterico propio y a la vez establecer comparaciones y paralelismos con México y por ende darle un toque mexicano a Harry Potter.
Entiendo el querer hacer una novela que inspire a otros a hacer el bien (que me parece fue la intención detrás de esto, aunque no estoy segura), pero aquí el mensaje se sintió como una burla. Tal vez haya sido porque constantemente hay burlas y críticas al sistema y a la burocracia, o porque está plagado de referencias con un tinte humorístico, o porque las comparaciones son muy malas... Si a esto le agregamos que no hay definido un lector para esta historia (lo cual se nota en su tono y cambios de humor), tenemos un narrador que suena más al tío borracho en la comida familiar tratando de contarnos una historia que él encuentra divertidísima, pero que a los demás solo nos saca un par de sonrisas.

En fin, que no me gustó el resultado final. No entendí su propósito ni lo que buscaba el autor. No logré conectar en ningún momento y, como fan de Harry Potter, hubo referencias que no me causaron nada de gracia, por el contrario. Por otro lado, los personajes los sentí huecos y mal desarrollados, además de que fuera de Harriette y su dragón, son prácticamente nulos o plagados de clichés.

Muchas contradicciones, demasiadas referencias y burlas, y encima la edición muy mal cuidada y demasiados errores ortográficos... No es un libro que recomiende en absoluto, salvo que quieran quitarse la espinita.

Calificación que le doy:



3 comentarios:

  1. Jajajajajaja
    ¡el tío borracho! X´D
    No pues, paso totalmente de este libro

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA pero que es esto???neta existe el libro o es broma??

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D