5 de junio de 2014

Los juegos del hambre mexicanos - 30 años antes

Hace unos días comentaba en Facebook mi asombro ante el número de muertes en la película Battle Royale, que supera en mucho a la "crudeza" de Los juegos del hambre. Me habían recomendado ver esa película (o leer el libro homónimo, del japonés Koushun Takami), por su similitud con la trilogía de Suzanne Collins (y yo también les recomiendo que se hagan un espacio para leer o ver Battle Royale).


Algunos ya habrán escuchado que hace unos años el escritor norteamericano Stephen King comentaba que Los juegos del hambre (publicado en 2008) tenía muchas similitudes con Battle Royale (publicado en 1999). Aunque Collins jura y perjura que su idea surgió al estar viendo la televisión y cambiando de canal entre un reality show y un documental, los parecidos son impresionantes. Bueno, pues he aquí que he descubierto un cuento que fue incluso antes que Battle Royale y que es impresionantemente parecido en su temática.


Hace 30 años, en 1984, se publicó en México "La pequeña guerra", un cuento de Mauricio-José Schwarz que incluso ganó el Premio Puebla de Ciencia Ficción. Este pequeño relato, de alrededor de unas 7 cuartillas, narra el momento en que niños de 10 años deben presentarse en la arena de un circo romano para luchar por su vida, matando a 5 contrincantes (1 por ronda) y así demostrar que son seres valiosos para la sociedad, ganándose su lugar y derecho a la vida.


La historia se centra en Arianne, una niña de 10 años muy pequeña y menuda, que lleva entrenando con su papá y preparándose para el momento. Su familia, escasa de recursos, no pude permitirse una buena armadura, por lo que deberá valerse de sus instintos y de lo aprendido con su padre si quiere seguir con vida. Cuando anuncian su nombre por los altavoces, Arianne sabe que ha llegado la hora de salir a la arena y enfrentarse en una sangrienta lucha contra otros niños, buscando un sitio en la cruda sociedad, todo al tiempo que la pelea es televisada en vivo. ¿Les suena? ¿Les recuerda a algo? Ajam, ajam, a mí también.



Si les soy sincera, el cuento me pareció en general bueno e interesante, sin ser nada del otro mundo. Creo que hay cosas que no están justificadas y que faltó información, aunque los personajes me parecieron muy buenos y completos, y el final es bastante acertado. Si quieren leerlo, les dejo aquí una liga donde pueden encontrarlo. No les tomará más de 15 minutos. ¡Que comiencen los juegos!

de Mauricio José Schwarz

4 comentarios:

  1. Es muy bueno y estoy de acuerdo contigo es muy simple, creo que tenía lo necesario para extenderse un poco más, saludos.
    Pd: vengo de la iniciativa de blogs asociados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roli, muchas gracias por pasarte :D Y sí, es una pena que no se explayara más, pero qué le vamos a hacer :/ Saludos!!!

      Eliminar
  2. A mí me encantó. El premio que ganó inaugura toda una tradición de la CF y el CyberPunk mexicanos. En ese sentido, aparte de ser reconocido gracias a que Los juegos del hambre parece un plagio suyo, tiene sus propios méritos por ser representativo en una literatura más bien realista y conservadora en México. Además, lo que implica políticamente y socialmente en cuanto a la violencia, lo vuelve marginal editorialmente para aquel México de 1984 (y lo coloca hacia el cyberpunk universal, más allá de las barreras mexicanas). Este cuento es mucho más que la semilla de proyecciones como la de Battle Royale -incluso puede que la idea sea más vieja-, la diferencia de años, tan sólo eso, le da una originalidad que no podemos tener como consumidores de violencia en todo por comercio. Los juegos del hambre y Battle royale son más posibles hoy en día, estamos muy cerca de esa frivolidad gubernamental y televisiva, mientras que La pequeña guerra augura en 1984 lo que hoy vamos viviendo en vivo y a todo color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Andrés, estamos más cerca de una realidad así que nunca. Muchas gracias por tu valiosa opinión. Saludos :)

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D