25 de febrero de 2020

Reseña de El libro de hechizos de lo perdido y lo encontrado, de Moïra Fowley-Doyle



Título original: Spellbook of the Lost and Found
Autor: Moïra Fowley-Doyle
Saga/Comp.: no
Género: juvenil
Edad: 15 años en adelante
Editorial: Océano Gran Travesía
(¡Muchas gracias por el ejemplar!)
Año de publicación: 2017

«¿Qué dejarás ir? ¿Qué no estás dispuesto a perder?»

Una tormentosa noche de verano, Olive y su mejor amiga, Rose, comienzan a perder cosas. Al inicio se trata de objetos sin importancia, pero pronto se darán cuenta de que Rose ha perdido algo mucho más íntimo, algo de lo que no está dispuesta a hablar; y Olive percibe a su mejor amiga cada vez más distante.

Más tarde comienzan aparecer por el pueblo las seductoras páginas del diario escrito por una chica llamada Laurel, y Olive se encuentra con tres misteriosos desconocidos: Ivy, Hazel y su hermano gemelo, Rowan.

Cuando el nuevo grupo de amigos descubre un misterioso libro rojo, todo cambia. Sus desgastadas páginas están llenas de hechizos para conjurar todo aquello que se ha perdido. Y ellos piensan que podría ser su oportunidad de encontrar lo que cada uno necesita. A menos que haya cosas que nunca tendrían que ser encontradas...

«Una novela compleja, ambiciosa y mágica.» - Daily Mail


Mi opinión:
Esta fue una de esas lecturas que no disfruté, que me costó muchísimo y cuya reseña pospuse porque realmente no quería saber más de este libro. Ok, ok, tal vez estoy siendo algo dramática, pero es que de verdad no saben lo que me costó leer este libro que, encima, ¡es relativamente pequeño y de letra grande! Pero bueno, déjenme contarles por qué para que de ahí ustedes puedan hacerse de su opinión.

Explicar la trama es complicado porque es un libro... extraño, raro, un tanto confuso. No quiero caer en spoilers, así que trataré de ser lo más general posible. Tenemos una fiesta en la noche en el bosque, que es donde empieza nuestra historia. Ahí, varios personajes pierden algo y a partir de esa fiesta empiezan a desaparecer más cosas.

Para comprender qué está pasando, tendremos que seguir la historia de 8 chicos, siguiendo una narración a varias voces; es decir, un capítulo lo cuenta un personaje, otro capítulo otro personaje, y así sucesivamente. Dentro de estas historias descubrimos a tres amigas que encuentran un libro que, al parecer, contiene un hechizo para hallar las cosas perdidas. Sin embargo, para recuperar lo perdido, deberás entregar algo a cambio y, si no lo haces, el hechizo se lo cobrará a alguien más, por decirlo de alguna manera.

Por otro lado tenemos a Olive y Rose, que son dos súper amigas que después de la fiesta empiezan a distanciarse. Olive no entiende qué pasa, pero sabe que Rose está pasando por algo y que no quiere contarle. También tenemos un tercer grupo de personajes compuesto por unos mellizos y su mejor amiga, que viven en una caravana. Al final, todas estas historias se irán entrelazando para dejarnos saber qué perdió cada uno y ver cómo se resuelve el misterio.

Si bien la prosa de la autora tiene un estilo peculiar, con unas descripciones bastante lindas y un atinado uso de los adjetivos, esto se pierde en una trama demasiado complicada y enredada de la que no logramos hacernos una idea hasta bien entrada la novela. Que vaya, es como si te lanzaran en una alberca sin saber nadar, y como que ves a los demás lo que hacen y tratas de imitarlos, pero sigues sintiendo que no entiendes nada y que te estás ahogando... así mero me pasó.

Otra cosa curiosa es el género. Realmente no se trata de un libro de fantasía; no hay brujas ni criaturas fantásticas, lo más mágico es el libro de los hechizos, y tal vez esto para mí haya sido parte de la decepción, pues realmente esperaba que esta historia fuera por otra dirección. No obstante, el libro tiene su toque: es bastante surrealista y todo el tiempo hay una atmósfera de misterio y la curiosidad por descubrir qué perdió cada personaje a la par que se complica la trama.

Sí tengo que hacer hincapié en que si deciden leerlo deben ir con la mente abierta y armarse de paciencia. Tienen que estar conscientes de que en las primeras 100 o 150 páginas no van a tener ni la más remota idea de qué está pasando. Todo es raro y confuso, y la trama avanza un tanto lento. Además, siento que los personajes se confunden muy fácilmente entre sí, así que tendrán que ir anotando quién es quién en algún lado, porque sus voces son demasiado parecidas. Pero, si logran superar esto, se encontrarán con un mejor ritmo, mucho misterio y las ganas de llegar al final, el cual me pareció un tanto previsible pero bueno.

Mi calificación es un 2.5 de 5 huellitas, tirándole a las 3 huellitas, pero le dejaré 2 para diferenciar de otras lecturas que me han gustado mucho más.

Calificación que le doy: 



4 comentarios:

  1. Hola lo que comentas del libro sin duda me desanima, así que lo dejo pasar cuando un libro me confunde o no me permite identificar las voces de los personajes los dejo a un lado y paso a la siguiente lectura. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tenía una propuesta interesante, pero creo que sí es un libro complicado en el sentido de que no todos los lectores lograrán identificarse con él. Si no crees que sea para ti, lo entiendo u.u
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Hace tiempo leí este libro y no logro recordar nada de él. No recuerdo si me gustó o no, tampoco mucho de los personajes, tengo como muy borroso todo...así que asumiré que eso significa que es malo y que estoy de acuerdo con ti opinión XD

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es horrible cuando no logras identificar ni siquiera una emoción con un libro y te quedas de: ¿de qué trataba? ¿me gustó? ¿lo odié? ¿por qué no recuerdo nada? ¿quién soy? ¿de dónde vengo? jajajaja

      Abrazos Annie :p

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D