28 de octubre de 2015

Reseña de Drácula, de Bram Stoker



Título original: Dracula
Autor: Bram Stoker
Saga/Comp.: no
Género: suspenso, gótico
Edad: 15 años en adelante
Editorial: Colofón
Año de publicación: 1897

Jonathan Harker tiene que viajar a Transilvania para cerrar un importante negocio con el conde Drácula. Sin embargo, mientras está en el imponente castillo del conde, empieza a observar cosas demasiado extrañas y una horrible sensación se apodera de él. Aunque no sabe cómo, podría asegurar que su vida corre peligro.

Por otro lado, en Inglaterra, Mina Murray y Lucy Westenra están disfrutando unos días cerca del puerto, cuando una horrible tormenta asola la costa y trae consigo un extraño barco extranjero. A partir de ahí, el comportamiento de Lucy comienza a variar y su salud empeora, poniéndola en severo peligro de muerte. Angustiados, sus amigos localizarán al exitoso y reconocido Dr. Abraham van Helsing para que la examine en busca de una cura, pero lo que descubrirán los dejará sin aliento.

Mi opinión:
Siempre había querido leer la novela de Drácula completa. Había tenido la oportunidad de leer la versión “infantil” ilustrada, así como una juvenil sumamente resumida, pero nunca me había internado en el libro… hasta ahora.

Drácula es de esas historias que todos conocemos sin conocer: hemos oído miles de versiones sobre la novela, visto películas, escuchado leyendas e incluso leído otros libros basados en este clásico; pero déjenme decirles que nada de lo que conozcan se parece a la novela. Esto, personalmente, fue un hallazgo sumamente placentero para mí. Descubrir el libro sin saber qué iba a pasar fue fabuloso, pues la historia se aleja de todas las películas habidas y por haber (más bien las películas se alejan del libro).

Toda la novela es epistolar, es decir, está escrita a base de cartas y entradas de diario, narrados por diferentes personajes a lo largo de la historia (¿sabías que de aquí surgió la mítica imagen de van Helsing? Es un personaje del libro). Esto me encantó pues permite conocer mejor a los personajes, sus motivos y sus verdaderas intenciones; al único que no leemos por correspondencia jamás es a Drácula, pero eso es mejor porque si no le quitaría importancia a la trama.

Al principio la historia se desarrolla en Transilvania, en el castillo del conde, pero gran parte del libro ocurre más bien en Inglaterra. Fue muy agradable poder descubrir el lenguaje y las costumbres de finales del siglo XIX, así como el papel que jugaba todavía entonces la mujer, en una lucha entre la búsqueda de autonomía e independencia, y el ser una dama respetada y culta.

El lenguaje es sumamente sencillo, y la narración es una mezcla perfecta de diálogo y descripción. Siempre están sucediendo cosas y la trama se va entretejiendo y complicando poco a poco, creando un halo de suspenso alrededor de los personajes.

Personalmente disfruté el ver de dónde surgieron todos los clichés que tenemos de los vampiros, como su repulsión a la luz, la necesidad de dormir en “cajas” durante el día, el rejuvenecer por beber sangre y el poder que otorga la misma, su capacidad para cambiar de forma o controlar criaturas, y su fuerza y velocidad, entre otras.

Aunque se trata de una novela muy larga, los capítulos son cortos y, al ir intercalados entre los diferentes puntos de vista de los personajes, la novela tiene un buen ritmo y es fácil y sencilla de leer.

Realmente es un libro que recomiendo mucho. No terminarás con miedo ni ajo sobre tu almohada, pero seguro encontrarás fascinante este universo creado por Stoker hace más de 100 años y que sigue vigente hasta nuestros días.

Eso sí: yo tuve la mala fortuna de leer una pésima edición de Colofón (mostrada en la imagen arriba) que no recomiendo para nada. No sólo había varias erratas, sino que encima a mi libro le faltaron páginas y otras se duplicaron. Gracias a que tenía un ejemplar extra de Debolsillo pude leer las 60 páginas faltantes, porque justo era en la parte más apremiante del final. En las pocas páginas que leí de Debolsillo, la edición estaba impecable, así que lo recomiendo mucho más que a Colofón.

Le daría de calificación un 4.5, pero al no haber medias huellitas, se merece que le dejemos las 5.


Calificación que le doy:


4 comentarios:

  1. Hola!!!
    Podría decir con toda seguridad que Drácula es mi clásico favorito, y es que está contado de una forme que las abundantes descripciones no se hacen pesadas para nada y todo el suspenso que tiene hace que no puedas parar de leer.
    Muy buena reseña.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la forma en que está narrado es una mezcla perfecta de acción, suspenso, descripción y romance, ¡me encantó! Un abrazo y mil gracias por pasarte :D

      Eliminar
  2. Hola!

    He estado mirando las reseñas que tenías hechas y vi esta! Leí Drácula hace muchos años, pero estoy totalmente de acuerdo contigo. Es un muy buen libro. Es largo, con muchas páginas, pero te encanta. A mi además me pilló un poco más joven y hubo momentos que hasta pase miedo por las descripciones tan detalladas de algunas escenas jajaja

    Sin duda lo recomendaría también :D
    Muy buena reseña :P

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras. Un abrazo :D

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D