18 de diciembre de 2015

Experiencias: La FIL de Guadalajara 2015



Hace unos días regresé de la FIL de Guadalajara. Para quienes no sepan, es una de las ferias del libro más importantes en todo el mundo, con una cantidad de editoriales tal, que les juro toman días recorrerla de pies a cabeza.

Ya había tenido la oportunidad de ir el año pasado, pero realmente por cuestiones de tiempo e itinerarios no había podido explorar algunos recovecos como yo deseaba. Así, este año iba con un plan en mente: enfocarme en el área internacional, para comprar los libros que no conseguiría en México en los próximos meses/años, y enfocarme en FIL Niños, que el año pasado no había podido conocer.



También fui preparada en cuanto a los libros que quería. El año pasado fue tal mi emoción al verme rodeada por tantos libros y autores, que gasté a lo loco, sin buscar libros “raros” o difíciles de encontrar acá. Compré muchas novedades que podía haber adquirido fácilmente en una librería de mi ciudad. Y no pensaba cometer el mismo error.

Con ello en mente, traté de distribuir mi tiempo lo mejor posible. Pero de todas formas, todo fue un caos.

Jueves 3 de diciembre
Llegué a la hora de la comida, por lo que mi primera parada después del hotel, fue un restaurante. De ahí, nos estaban esperando en uno de los salones de la FIL para una plática con bloggers y booktubers, así como una charla con autores juveniles mexicanos y un español (sip, Javier Ruescas). Yo había contemplado tener tiempo de ver algo antes de las pláticas, pero no encontrábamos el condenado salón (les juro que es más fácil llegar a Narnia), así que al final tuvimos que ir directo a las conferencias.



La buena noticia es que estuvieron geniales. La primera fue sobre literatura juvenil, y me hicieron reír bastante con sus comentarios, objeciones, juicios y puntos de apoyo al tema. Luego vino una charla con algunos de los booktubers más reconocidos, para terminar con la plática de los autores, que fue una joya. Además de que me dio mucho gusto ver a varios autores que ya había conocido en otras charlas, fue genial que Xavier M. Sotelo nos saludara, ¿para qué les miento? Se siente bien padre que un autor te salude y reconozca tu trabajo.



De ahí por fin pudimos echar un ojito al área nacional de la FIL. Fuimos al stand de V&R, donde estaban firmando libros de Paula Pimenta, y tuvimos la fortuna de conseguir una firma de la autora. También pude conocer a Ramón L. Morales, otro autor mexicano que se está abriendo paso en la literatura juvenil, quien me regaló un libro que próximamente reseñaré.



De ahí, estábamos tan cansados que tuvimos que regresar al hotel porque la energía estaba, literal, en 1%.

Viernes 4 de diciembre
Nos levantamos temprano y en bola nos lanzamos al área internacional de la FIL, donde yo me volví loca. Si vieron una chica de pelo café rizado gritando y agarrando libros a diestra y siniestra, era yo, sin duda.



Fue uno de mis momentos más felices porque encontré libros que esperaba ansiosamente (como “The Rose Society”), y otros que acá en México ya no se consiguen. Así que ya se imaginarán cómo me puse…



Luego de estar más de cuatro horas recorriendo internacional, nos fuimos a comer a un delicioso restaurante en Guadalajara que se llama La Tequila, ¡qué cosa más rica! Estuvimos allá hablando y disfrutando un rato, y luego regresamos a la FIL para la venta nocturna. Ahí traté de enfocarme en el área de nacional, ya que internacional no tenía muchos descuentos y ya había comprado mucho en la mañana, y cuando al fin salimos de la FIL, ya eran las once de la noche…



Sábado 5 de diciembre
Confieso que este día no fui a la FIL. Aproveché para pueblear y conocer Tequila, un encantador Pueblo Mágico donde puedes ver destilerías y aprender cómo se hace esta deliciosa bebida mexicana. ¡Fue maravilloso! Se los recomiendo muchísimos si van por allá.



De regreso en la noche nos fuimos a la cena de booktubers y bloggers, que organizó el Encuentro Nacional Booktube México, ¡y estuvo fenomenal! No sólo me encantó ver a mis amigos, sino que pude conocer gente maravillosa y hacer nuevos amigos.



He de decirles que es una sensación rarísima acercarte a alguien que no conoces en la vida “real” pero que sientes que conoces re-bien porque has visto sus videos durante años o porque has chateado con esa persona, pero lo mejor es descubrir que esa amistad está ahí y es real, fuerte, y tangible. ¡Amo a todos los que pude conocer y desearía que no faltara un año para repetir esto! He de añadir que en la cena nos regalaron unos libros también, así que salí feliz como una lombriz.

Domingo 6 de diciembre
No hay nada peor que sea el último día y sentir que se te acaba el tiempo y que falta mucho por hacer. La mañana se me fue en estar con mis amigos y despedirlos uno a uno, porque yo era de las últimas en marcharse :’( 



Después regresé a la FIL, donde andaban regalando algunos libros y postales. Y por fin pude entrar a FIL Niños, que estaba hermoso, lleno de stands de editoriales, talleres, manualidades y decoraciones. Desgraciadamente en eso llegaron otros amigos y nos fuimos a comer, y ya no pude ver más que dos stands. Pero la decoración estaba fenomenal y había cada cosa más hermosa... ¡juro que el próximo año pasaré ahí primero!


¡Y fin!
Y pues básicamente ese fue mi viaje. Por supuesto, hubo muchos altos y bajos antes, durante y después de..., pero si algo me ha enseñado la vida (se pone filosófica) es que debemos enfocarnos en las cosas buenas y dejar ir lo malo. Una sensación "mala" o negativa te puede amargar no sólo el día, sino durante semanas o años. Te "echa a perder" el recuerdo.


Yo prefiero dejar ir lo malo y quedarme con los grandísimos recuerdos y momentos: desde jugar Uno en pijama, hasta ir a un bar con mis amigas, conocer gente nueva, hacer grandes amistades, brincar de cuarto en cuarto, comprar fantásticos libros, conocer un pueblo hermoso, comer delicioso y pasar horas de risa con todos los que me acompañaron.


Al final, el botín fue excelente. Si quieren verlo más a detalle, se los traeré mañana detallado en esta nota:


¡Los quiero! Y gracias a todos y cada uno de los que me acompañaron en la FIL, los adoro y ya quiero volver a verlos <3.

10 comentarios:

  1. Que hermosa experiencia, espero con ansias tu bookhaul de la FIL, un abrazo Montse..

    ResponderEliminar
  2. Que bonito! Te tengo una gran envidia pero de la buena :D Ojalá pueda ir el próximo año, o el otro, o el otro, pero algún día iré jejeje. Haz un bookhaul para que nos presumas con mas detalle tus nuevas adquisiciones!
    Saludos, Montse n.n/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ojalá que puedas ir, sería genial además conocerte. Un abrazote :D

      Eliminar
  3. Lloró como magdalena, ¡que bello! No se como le hago pero el año que viene nos vamos todos a la FIL, he estado viendo y viendo vídeos que se me estruja el corazón, me alegra que la hayan pasando genial, que tengan más recuerdos bellos de la comunidad y que se hayan reunido nuevamente algunos:3 #Grimmauld
    P.D. Estoy esperando el book haul hahaha
    ¡Un beso!<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, tienes que venir y divertirte con nosotros y pasarte al lado y ... espera, ¿qué? Jajajaja xDD

      Eliminar
  4. ¡Qué bueno que lo disfrutaste mucho! :D Yo nunca he ido a la FIL, pero espero el próximo año poder asistir. Ya quiero ver a detalle los libros que adquiriste.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas ir, es algo fenomenal. Un abrazo :D

      Eliminar
  5. ¡Waaa!
    Que hermoso, ojalá pueda ir algún día, se nota que lo disfrutaste. Esos libros que adquiriste se ven maravillosos, espero el Bookhaul.
    Ojalá el próximo año junte dinero para poder ir.
    Un gran abrazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, espero que puedas ir. Te mando un gran abrazo :D

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D